create counter
Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

- Apocalipsis . Desglose del contenido de "Análisis de las profecías y visiones".
Este comentario ocupa más de 600 páginas tamaño carta.

-Observación del autor. Más importante aún que el estudio de "Apocalipsis" es el de la "sana doctrina" fundamental revelada en su totalidad por el Espíritu Santo (Juan 16:13). "Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina ; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren" (1 Timoteo 4:16). "Cualquier que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo , no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo " (2 Juan 9). Una anomalía curiosa y preocupante de nuestra época es el afán que manifiestan muchos creyentes, incluso predicadores, evangelistas y pastores, por "Apocalipsis" y otros textos proféticos , sin haber aprendido ellos siquiera "los rudimentos de la doctrina de Cristo" (Hebreos 6:1), por ejemplo, que el bautismo bíblico es por inmersión y "para perdón de los pecados" (Hechos 2:38; 8:34-40). "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre... Y entonces los declararé: Nunca os conocí..." (Mateo 7:22-23). ¿Y por qué "nunca" ? Obviamente, porque jamás llegaron a creer y bautizarse como ordena Cristo en la Gran Comisión, diciendo: "El que creyere y fuere bautizado, será salvo..." (Marcos 16:15-16). Estimado estudioso de las Sagradas Escrituras, respetuosamente le animamos a escudriñar no solo "Apocalipsis" sino a estudiar detenidamente las " Doctrinas fundamentales del evangelio "

“Autoridad sobre las naciones”
Apocalipsis 2:26-28

 

      “Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; y le daré la estrella de la mañana” ( Apocalipsis 2:26-28 ).

-Esta promesa Cristo se ha hace a los miembros de la iglesia en Tiatira , una de las siete iglesias de la provincia romana de Asia que fueron recipientes de cartas dictadas por el mismo Señor y enviadas por el apóstol Juan hacia fines del primer siglo de la Era Cristiana.

¿A quién se le hace la promesa?

      ¿ A quién se le promete “autoridad sobre las naciones” ? “Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin .” Es decir, “hasta la muerte” , como dice Apocalipsis 2:10 . “Venciere” es sinónimo de morir “en el Señor” ( Apocalipsis 14:13 ).

¿Cuándo recibe el cristiano esta “autoridad”?

      ¿ Cuándo recibiría el cristiano triunfador de Tiatira “autoridad sobre las naciones” ? ¡Después de la muerte! No durante su vida terrenal sino después de la muerte de su cuerpo carnal.

-A los cristianos fieles Cristo les hace “reyes y sacerdotes” ( Apocalipsis 1:6 ) durante su peregrinaje terrenal. En cambio, la “autoridad sobre las naciones” es poder que al cristiano fiel de Tiatira se le otorgaría al pasar victorioso a la vida del más allá.

¿Dónde se cumple la promesa?

      ¿ Dónde recibe el cristiano vencedor “autoridad sobre las naciones” ? ¿La recibe, estando allá en la esfera espiritual de Dios, o acaso tiene que volver a la tierra para recibirla y ejercerla? ¿Resucitar en la tierra? ¿Tomar, de nuevo, en la tierra su cuerpo mortal resucitado? Hay quienes dicen que sí, que esto mismo es lo que va a pasar, que los vencedores resucitarán en el planeta Tierra para reinar, en cuerpos de carne y sangre, sobre las naciones terrenales por mil años (el Milenio). Sin embargo, ni la promesa de Apocalipsis 2:26-28 , ni los demás textos relevantes de la Biblia, obligan a esta conclusión. Consideremos:

-La expresión “como yo también la he recibido de mi Padre” (2:27) enseña que el cristiano vencedor de Tiatira recibiría “autoridad” de la misma manera que Cristo ya la había recibido de Dios . “La he recibido” : pretérito perfecto indicativo, igual a decir – “Ya la tengo; ya la recibí” . En el primer siglo de la Era Cristiana, cuando Cristo dictó cartas a las siete iglesias, ¡él ya había recibido de su Padre autoridad sobre las naciones! ¿La recibió durante su ministerio en la tierra, antes de ser crucificado? ¡De modo alguno! Bien se sabe que la recibió cuando la “fuerza” del Padre “operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra” ( Efesios 1:20-21 ). ¡La recibe “en los lugares celestiales” ! Que conste: ¡Cristo no tuvo que volver a la tierra para recibir autoridad sobre las naciones, ni tampoco para ejercerla! Pues, ¡ TAMPOCO el cristiano vencedor! , ya que la recibe “COMO” Cristo la recibió. “Como yo también la he recibido.” Definitivamente, no es necesario que el cristiano victorioso retorne al planeta Tierra, morando de nuevo en su cuerpo mortal, para que se cumpla en él la promesa de Cristo que trata de “autoridad sobre las naciones” . Tal cual Cristo la recibió “en los lugares celestiales” , también el alma triunfante la puede recibir estando en los mismos “lugares celestiales” .

      Ya que el que vence hasta el fin no se ve obligado a encarnarse de nuevo en la tierra para recibir la “autoridad” prometida, ¿ en qué etapa, o tiempo, de su existencia allá en las regiones celestiales se le da tan grandioso honor ? Salido airosamente el espíritu del cuerpo muerto, y llevado por los ángeles al lugar celestial designado ( Lucas 16:19-31 ), ¿recibe, de inmediato, “autoridad sobre las naciones” ? La promesa de Cristo a la iglesia de Tiatira no cubre este detalle. Solo dice “le daré” , futuro; en el futuro “le daré autoridad” .

-Cristo no dice: “Le daré autoridad sobre las naciones desde la hora de su entrada a los lugares celestiales hasta el fin del tiempo, bien sean dos mil años, doscientos años o cinco meses” .

-No dice: “Le daré autoridad sobre las naciones siete años después de mi Segunda Venida cuando inicie mi Reino milenario en la tierra”.

-No dice: “Le daré autoridad sobre las naciones durante mil años después de mi Segunda Venida; luego, se la quitaré durante el poco de tiempo cuando Satanás estará suelto”.

-Solo dice “le daré” . Con todo, a nuestro entender, ciertas consideraciones, más información revelada en otros pasajes, señalan hacia un tiempo particular.

-En primer lugar, es importante determinar para quiénes es esta promesa sorprendente. ¿Se pronunció la promesa solo para los cristianos vencedores de la iglesia en Tiatira de aquel tiempo, o se hace extensiva a los demás fieles de todas las congregaciones, tanto de aquel tiempo como de toda la Era Cristiana? Hasta dónde entendamos, tales promesas son para toda la iglesia, irrespectivo de lugar o tiempo. De ser así, todos los cristianos que vencen “hasta el fin” tendrán, en algún tiempo determinado por Dios, “autoridad sobre las naciones” .

-Al tenerla, ¿qué hacen? Rigen “con vara de hierro” a las naciones. El “hierro” es pesado y duro; la “vara” es un instrumento de castigo. La “vara de hierro” no es un cayado o cetro para tiempos pacíficos, sino un instrumento para lastimar, azotar, romper, destruir, matar.

-Cristo mismo tiene autoridad para regir a las naciones “con vara de hierro” . Conforme a la profecía sobre él, recibe “por herencia las naciones” (Salmo 2:8). Él es “el soberano de los reyes de la tierra” ( Apocalipsis 1:5 ). Y de él se dice: “Los quebrantarás con vara de hierro; como vasija de alfarero los desmenuzarás” (Salmo 2:9). ¿Se fija usted en los verbos violentos “quebrantarás” y “desmenuzarás” ? La “vara de hierro” , ¿para qué sirve? ¡Para quebrantar y desmenuzar!

¿Aplica Cristo la “vara de hierro” a las naciones durante todo el tiempo que el Padre le concede “toda potestad… en el cielo y en la tierra” ( Mateo 28:18 ), es decir, durante toda la Era Cristiana? La historia de la Era Cristiana desde su inicio hasta el presente indica que no lo hace. Por ejemplo, el Imperio Romano, el Imperio Bizantino, el Sacro Imperio Romano, el imperio de los musulmanes, los reinos de los bárbaros, ¿fueron quebrados por Cristo con la “con vara de hierro” ? Bien se sabe que estas entidades políticas pervertidas y sublevadas contra Dios persiguieron impunemente a Cristo y su iglesia verdadera durante muchos siglos. Entonces, ¿cuándo aplica Cristo la “vara de hierro” a las naciones? La respuesta se encuentra en Apocalipsis 19:11-21 : ¡la utiliza al venir como el jinete que monta el caballo blanco, en su rol de “Fiel y Verdadero” que “con justicia juzga y pelea contra “la bestia… los reyes de la tierra y… sus ejércitos, reunidos para guerrear” contra “El Verbo de Dios” ! “De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro ; y el pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso” (19:15). En su Segunda Venida , el “Rey de reyes y Señor de señores” (19:16) aplica, literalmente, la terrible “vara de hierro” a las naciones ateas, rebeldes, impenitentes, incorregibles e intransigentes que se reúnen contra él en “ Armagedón ” ( Apocalipsis 16:16 ). Las quebranta; las desmenuza “como vasija de alfarero” . Y ¿qué queda de ellas después de tan violento encontronazo con las fuerzas celestiales? ¡NADA! En el polvo de la tierra quedan postradas, para no levantarse de nuevo. Pedazos de vasijas que ni Satanás mismo pudiera unir de nuevo. Tal cual explicó el ángel a Daniel, son destruidas y arruinadas “hasta el fin” ( Daniel 7:26 ).

-Pues bien, y ¿quiénes componen “los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio” que respaldan al Rey Cristo en la aplicación de la “vara de hierro” a las naciones incorregibles? Efectivamente, ¡son todos los cristianos vencedores de toda la Era Cristiana! En preparación para su Segunda Venida, Cristo resucita a todos los que murieron en él y transforma, poco antes del día de su retorno, a los santos vivos en la tierra. “Así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. Los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos… seremos arrebatados juntamente con ellos” ( 1 Tesalonicenses 4:13-18 ). Unidos todos los santos triunfantes a su Capitán y Rey celestial, en cuerpos espirituales, gloriosos, poderosos, incorruptibles e inmortales ( 1 Corintios 15:35-58 ), y no resucitados en débiles cuerpos mortales en la tierra, integran los espléndidos y poderosos “ejércitos celestiales” . Al igual que su glorioso e invencible Rey, cuentan con “autoridad sobre las naciones” viles e intransigentes en su rebeldía. Al igual que él, les aplican, literalmente, la “vara de hierro” . Al igual que él, las quebrantan y las desmenuzan, justamente conforme a la promesa de Cristo a todo vencedor: “las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero” . Y así es que la promesa de Cristo se cumple al pie de la letra, no, de cierto, a lo largo de la Era Cristiana, ni tampoco durante mil años proyectados, erróneamente, para después de la Segunda Venida, sino, precisamente, en el tiempo específico cuando Cristo y sus ejércitos de vencedores quebrantan a las naciones rebeldes, dejándolas como cantos rotos de vasija de alfarero.

-A propósito, quienes pautan mil años (el Milenio) para DESPUÉS de la Segunda Venida de Cristo, sostienen que “las naciones de la tierra estarán gobernadas por el Cristo y su Iglesia” (“Toda la verdad acerca del Milenio”, del libro “Las 21 tesis”, por Tito Martínez. http://las21tesis.webcindario.com ). Según esta “tesis”, Cristo y la iglesia, obrando directamente en la tierra y no desde el cielo, ¡quebrantan y desmenuzan a las naciones por mil años! Al regirlas con “vara de hierro” por mil años, como se proyecta, las quebrantan y desmenuzan durante mil años, pues quebrantar y desmenuzar es, exactamente, lo que se hace con la “vara de hierro” . Pero, ¿no aseguran los premilenialistas que el Milenio será tiempo de perfecta paz, justicia y santidad?

 

¿Autoridad sobre cuáles naciones?

      “Autoridad sobre las naciones” dice la promesa. ¿Cuáles naciones?

- No dice: “Sobre todas las naciones en todo el mundo desde el primer siglo de la Era Cristiana hasta el fin del tiempo”.

-Tampoco dice: “Sobre todas las naciones que haya en la tierra después de mi Segunda Venida, por mil años (el Milenio) exactos, ni un día más, ni un día menos, hasta la hora cuando mi ángel suelte a Satanás de nuevo”.

-De la manera que las revelaciones de Apocalipsis 19:11-21 nos enseñan cuándo Cristo y sus vencedores harían uso de la “vara de hierro” para quebrantar y desmenuzar a las naciones, asimismo identifican cuáles naciones sufren, en carne viva, la intervención directa y literal del jinete con sus “ejércitos celestiales” . Ya lo hemos indicado previamente en esta explicación: se trata de “las naciones” reunidas para “guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército” (19:19). Son las mismas que los “tres espíritus inmundos a manera de ranas, pues son espíritus de demonios” , engañan con “señales” , reuniéndolas “a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso” ; las mismas que se reúnen en Armagedón , conforme a las profecías de la sexta copa “de la ira de Dios” ( Apocalipsis 16:12-16 ). Y, por ende, son las mismas engañadas por Satanás después de los mil años ( Apocalipsis 20:7-10 ). No se trata de naciones pacíficas o benévolas de equis tiempo, sino de las totalmente depravadas que quedan después de la súbita transformación de los santos vivos en la tierra cuando el “Fiel y Verdadero” está próximo a entrar con sus “ejércitos celestiales” . En ellas no se encuentran personas sanas, buenas, que respeten a Dios. ¡Todas son “enemigos” de Cristo y su iglesia! ( Apocalipsis 11:7-14 ). Son los “enemigos” que, a pesar de los castigos divinos (plagas) traídos sobre ellos para que recapacitaran, “no se arrepintieron” ( Apocalipsis 9:20-21 ). Por lo tanto, merecen ser quebrantadas y desmenuzadas “hasta el fin” , hasta ser acabadas para siempre.

Conclusión

      Amado estudiante de la Sagrada Biblia, esta interpretación y aplicación de la asombrosa promesa hecha a la iglesia de Tiatira me edifica mucho y me satisface, llenándome de una expectativa sumamente emocionante. Al triunfar de una vez para siempre sobre el pecado, sobre Satanás, muriendo “en el Señor” , para luego recibir en la resurrección cuerpo espiritual e inmortal, o siendo transformado, ¡vendré con el Rey de reyes en su Segunda Venida, en juicio y castigo fulminante literal para las naciones perseguidoras de Dios y su pueblo! Mi participación no será la de observador pasivo, sino activa y personal, como la de quien también tiene “autoridad” , y, además, “vara” para imponerla. ¡Fantástico! A Dios gracias por esta promesa de tenerme por digno, al vencer este siervo hasta el fin, de ser partícipe activo en sus justos juicios contra la bestia, el falso profeta y las naciones obstinadas en su oposición al Cordero y el Reino espiritual.

 


Recursos adicionales sobre el Milenio, la Segunda Venida de Cristo, el significado de "vara de hierro" , etcétera: "Salón dedicado al estudio de la Segunda Venida de Cristo" .

 


 

“Autoridad sobre las naciones”

( Apocalipsis 2:26-28 )

 

Ejercicio mediante preguntas confeccionadas para ayudar
a descifrar esta promesa asombrosa.

 

 

“Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;
y le daré la estrella de la mañana”
( Apocalipsis 2:26-28 ).

 

1.  ¿A cuál congregación se le hace esta promesa?

 

 

2.  ¿ A quién se le promete “autoridad sobre las naciones” ?

 

 

3.  ¿ Cuándo recibiría el cristiano triunfador de Tiatira “autoridad sobre las naciones” ?

 

4.   ¿ Dónde recibe el cristiano vencedor “autoridad sobre las naciones” ? ¿La recibe, estando allá en la esfera espiritual de Dios, o acaso tiene que volver a la tierra para recibirla y ejercerla? ¿Resucitar en la tierra? ¿Tomar, de nuevo, en la tierra su cuerpo mortal resucitado?

 

 

 

5.  ¿Por qué es clave la expresión “como yo también la he recibido de mi Padre” (2:27)?

 

 

 

6.  ¿De qué tiempo es el verbo “he recibido” ?                                                             Referente a la autoridad de Cristo sobre las naciones ¿qué significa este verbo?

 

7.  ¿Recibió Cristo autoridad sobre las naciones durante su ministerio en la tierra, antes de ser crucificado?         ¿Cómo se sabe?

 

8.  Según Efesios 1:20-21 , ¿cuándo y dónde recibe Cristo “todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra” ?

 

 

9.  ¿Era necesario que Cristo volviera a la tierra para recibir autoridad sobre las naciones y  ejercerla?           Explicar.

 

 

10.  En cuanto al cristiano victorioso, ¿es necesario que retorne al planeta Tierra, morando de nuevo en su cuerpo mortal, para que se cumpla en él la promesa de Cristo que trata de “autoridad sobre las naciones” ?          Dar razones.

 

 

11.  Ya que el que vence hasta el fin no se ve obligado a encarnarse de nuevo en la tierra para recibir la “autoridad” prometida, ¿ en qué etapa, o tiempo, de su existencia allá en las regiones celestiales se le da tan grandioso honor ?

 

 

12.  ¿Dice Cristo en la carta: “Le daré autoridad sobre las naciones desde la hora de su entrada a los lugares celestiales hasta el fin del tiempo, bien sean dos mil años, doscientos años o cinco meses” ?         ¿O dice: “Le daré autoridad sobre las naciones siete años después de mi Segunda Venida cuando inicie mi Reino milenario en la tierra” ?          ¿Promete Cristo: “Le daré autoridad sobre las naciones durante mil años después de mi Segunda Venida; luego, se la quitaré durante el poco de tiempo cuando Satanás estará suelto” ?

13.  ¿Se pronunció la promesa solo para los cristianos vencedores de la iglesia en Tiatira de aquel tiempo, o se hace extensiva a los demás fieles de todas las congregaciones, tanto de aquel tiempo como de toda la Era Cristiana?                                                          ¿Qué consideraciones sostienen su conclusión?

 

14.  Al tener los cristianos “autoridad sobre las naciones” , ¿cómo la ejercen, o sea, qué hacen?

 

15.  ¿Qué es una “vara de hierro” , y para qué se utiliza según el Salmo 2:9, Apocalipsis 2:27 y Apocalipsis 19:15 ?

 

16.  Compara la “vara de hierro” con un cayado o con un cetro ?

 

17.  ¿Aplica Cristo la “vara de hierro” a las naciones durante todo el tiempo que el Padre le concede “toda potestad… en el cielo y en la tierra” ( Mateo 28:18 ), es decir, durante toda la Era Cristiana?          ¿Qué consideraciones sostienen su conclusión?

 

18.  Según Apocalipsis 19:11-21 , ¿cuándo aplica Cristo la “vara de hierro” a las naciones?

 

19.  ¿Qué parte queda de las naciones después de tan violento encontronazo con las fuerzas celestiales?                                      ¿Qué dice Daniel 7:26 al respecto?

 

20.  ¿Quiénes componen “los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio” que respaldan al Rey Cristo en la aplicación de la “vara de hierro” a las naciones incorregibles? Citar textos bíblicos para comprobar su respuesta.

 

 

21.  De acuerdo con esta enseñanza, ¿cuándo aplican los cristianos triunfantes la “vara de hierro” a las naciones, quebrantándolas y desmenuzándolas, dejándolas como cantos rotos de “vaso de alfarero” ?

 

 

22.  ¿Sobre cuáles naciones tendrán “autoridad” los cristianos que vencen hasta el fin?     ¿Sobre todas las naciones en todo el mundo desde el primer siglo de la Era Cristiana hasta el fin del tiempo?         ¿Sobre todas las naciones que haya en la tierra después de la Segunda Venida, por mil años (el Milenio) exactos, ni un día más, ni un día menos, hasta la hora cuando el ángel suelte a Satanás de nuevo?                      ¿Sobre cuáles? La respuesta se encuentra en Apocalipsis 19:11-21 .

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.