create counter

 

Text  Description automatically generated

Capítulo 1 del Comentario

Viaje en Naves del Tiempo a través de la
Era Cristiana para adquirir información y
perspectivas sobre eventos
y personajes importantes. 

La Tercera Parada 

Exploramos la etapa que comenzó en el año 1450 d. C.,
finalizando en el 1648.

 

Timeline  Description automatically generated

  

3. La Tercera Parada. Nuestra aventura sigue. Programamos las computadoras de nuestras Naves del Tiempo para cubrir aproximadamente ciento sesenta años y llegar a la época que abarca los años desde el 1450 hasta el 1648 de nuestra Era Cristiana.

Volando por el Túnel del Tiempo, en cuestión de segundos ya estamos dentro de referidos parámetros temporales y comenzamos observaciones, concentrando nuestra atención principalmente en Europa.

a) Este continente, desde Grecia hasta Inglaterra y desde Italia hasta Finlandia, emerge lentamente del feudalismo y de la Edad del Oscurantismo. El Renacimiento y la Reforma están en pleno desarrollo.

b) Sin embargo, lo que vemos allá abajo nos llena de espanto y hasta nausea. Pues, la sangre de millones de religiosos corre por muchos pueblos y campos de Alemania, Francia, Holanda, España e Italia.

(1) Comprobamos que la causa de tan grande derramamiento de sangre humana es la "Guerra religiosa de los treinta años" entre protestantes y católicos.

See the source imageEsta terrible guerra comenzó en 1618 y duró hasta 1648.

Inquiriendo, se nos informa que más o menos un 50% de la población de los países afectados murió a consecuencia de este conflicto prolongado. 

Enciclopedia Grolier, 1994, H. G. Koenigsberger 

¡Un 50%! ¡Una de cada dos personas! ¡Inaudito! ¡Sin paralelo! Tanto hombres como mujeres y niños inocentes.

Se nos explica que las creencias contrarias de protestantes y católicos fueron sí una causa principal, pero que aquella Guerra también fue motivada y sostenida por intereses políticos y económicos de los contrincantes.

Comoquiera que fuera, la Biblia que llevamos en este Viaje por la Dimensión del Tiempo nos enseña, en el Nuevo Testamento, pacto divino vigente durante nuestra Era Cristiana, según Hebreos 1:1-2; 7:12; 8:6-13; 2 Corintios 3:6-17; Colosenses 2:14-17 y muchos textos adicionales parecidos, que la verdadera iglesia de Jesucristo no hace guerra carnal, ¡punto! Por ejemplo, dice: 

“Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo…” 2 Corintios 10:3-5.

Así pues, cualquier iglesia, sea cual sea, que tome armas carnales, peleando carnalmente contra sus opositores, sencilla y llanamente ¡no puede ser de Dios y Cristo!

Qué tomen nota las personas que se burlan de Dios y su verdadero pueblo espiritual, señalando, en apoyo de sus críticas y negación, las “guerras religiosas en nombre de Dios”.

Por cierto, muchísimas cosas de las que se hacen “en nombre de Dios” no son autorizadas por él, y por ende, no tienen su aprobación.  

A picture containing building, outdoor, brick, setting  Description automatically generated(2) Escrutando la etapa en la que nos encontramos –los años del 1450 al 1668- vemos, temblorosos, espantados y acongojados, derramarse aún más sangre, a saber, la de los disidentes religiosos que la Iglesia Católica Romana marca como "herejes". Algunos de ellos son encarcelados, dejados a morir de hambre o de pestilencias en mazamorras llenas de podredumbre. Otros, torturados bárbaramente. Y muchos, ultimados por la "madre iglesia" apóstata mediante los oficios de su infame "Santa Inquisición": quemados vivos, ahorcados, enterrados vivos, lanzados de peñascos. Horrorizados, escuchamos los quejidos espeluznantes de las víctimas: cientos de miles, si bien no millones, condenados por orden de fanáticos católicos tales como Tomás de Torquemada. Entre las víctimas de la Inquisición se encuentran el ilustre científico Galileo y la heroína francesa Juana de Arco.

c) Aun allá en el Nuevo Mundo, recién descubierto (con relación a nuestra posición presente en esta etapa en la línea del tiempo) por Cristóbal Colón en el 1492, vemos sangre, la sangre de indígenas que rehúsan someterse a la Iglesia Católica Romana. Sangre que mancha las vestimentas de los prelados católicos instigadores de tan vergonzosas persecuciones y matanzas.

See the source imaged) Pero, en la etapa que estamos visitando, no todo es continua guerra carnal y derramamiento de sangre. Nos llama la atención particularmente lo sucedido el 31 de octubre de 1517, en Wittenberg, Alemania. En esta fecha portentosa, ¡el sacerdote católico romano Martín Lutero tiene la osadía de retar a su propia iglesia a reformarse! Lo vemos cuando sale de su oficina y clava a la misma puerta de la Iglesia Todos los Santos 95 Tesis contra numerosas enseñanzas y prácticas de la Iglesia Católica Romana. Valiente acción que produce cambios de gran envergadura en muchos renglones religiosos y políticos.

 “El 31 de octubre de 1517 Lutero se convirtió en controvertida figura pública al exponer en el pórtico de la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg (algunos estudiosos dudan sobre si éste fue el lugar exacto) sus 95 Tesis o proposiciones escritas en latín contra la venta de indulgencias (remisión, mediante un pago, de los castigos temporales impuestos por la comisión de los pecados) para la gran obra de los papas Julio II y León X: la construcción de la basílica de San Pedro en Roma. Al margen de cómo se hicieron públicas sus proposiciones, causaron una gran conmoción y fueron traducidas de inmediato al alemán, logrando una amplísima difusión. Lutero defendió con energía sus opiniones en debates universitarios públicos en Wittenberg y en otras ciudades, provocando una investigación por parte de la Iglesia romana que culminó con la condena de sus enseñanzas (15 de junio de 1520) y con su excomunión (1 de enero de 1521) por el papa León X.” Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ®

e) Acercándonos al límite más temprano de la etapa que estamos visitando, llegamos al año 1450. En esta fecha, también de suma importancia en la historia de la humanidad, el alemán Johann Gutenberg inventa la prensa de imprimir y las tintas que facilitan la impresión más rápida y económica de libros, como además, escritos de toda categoría. Su invención cambia la trayectoria de la historia. Ella hace factible la producción de cantidades sustanciales de la Biblia en los vernáculos de las naciones. También la impresión y amplia distribución de los escritos de los reformistas. “Johann Gutenberg (c.1400-1468), impresor alemán y pionero en el uso de los tipos móviles.” Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ®

f)  Nos preguntamos que si en el libro de Apocalipsis se hallen profecías sobre esta época muy convulsionada y decisiva de la Era Cristiana.

 


 

Parada 4. La Edad del Oscurantismo.

Contenido completo del Capítulo Uno

Apocalipsis: su relevancia para el siglo XXI. Su cumplimiento progresiva confirmada. Lista del contenido completo del comentario, incluso las imágenes

Archivos en PDFpara el comentario

Índice de solo los textos que componen el comentario

 

 
Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.