create counter

 

Text  Description automatically generated

Capítulo 1 del Comentario

Viaje en Naves del Tiempo a través de la
Era Cristiana para adquirir información y
perspectivas sobre eventos
y personajes importantes. 

La Sexta Parada 

Volvemos a Roma, la "ciudad eterna", en esta ocasión a la etapa
entre el 590 y el 606 d. C. El obispo Bonifacio III es constituido
"obispo universal", el primer Papa de la Iglesia Católica Romana.

 

 

6. La Sexta Parada. Programamos las computadoras de nuestras “Naves del tiempo” para cruzar casi doscientos años y llegar a los años desde el 590 hasta el 606. En cuestión de nanosegundos llegamos. 

a) Cambiamos de etapa temporal, pero no de lugar geográfico. De nuevo, nos hallamos en Roma, la que llaman "la ciudad eterna". Nos intriga el sobrenombre "ciudad eterna"

“Roma”, en el siglo XXI, con su Vaticano, centro religioso, según se alega, para un billón de almas. 

“Roma”, la pontificia, sede durante la Edad Media de los Papas y la jerarquía católica. 

“Roma”, capital del Imperio Romano por más de mil años. ¡Roma! ¡Roma! "Todos los caminos conducen a Roma." 

¿Figura esta ciudad tan famosa, y de tan larga vida, en las profecías de Apocalipsis?

See the source imageb) En Roma, en el año 606George Hillión, hijo de John Cataadioce, fue elegido al obispado de la ciudad. Lo conocemos como Bonifacio III. Ocupando él esta posición, desea tener también supremacía sobre todas las iglesias en todo el mundo.

El emperador Focas, usurpador del trono del Imperio Romano de Oriente (equivocadamente llamado el Imperio Bizantino por historiadores modernos), autoriza un decreto según el que la sede del bendito apóstol Pedro debe ser la cabeza de todas las iglesias”, efectivamente haciendo a Bonifacio III "Obispo Universal".

Aceptando aquel eclesiástico este título, se constituye en el primer "Papa" de la Iglesia Católica Romana, es decir, “padre” y "cabeza" de la iglesia en toda la tierra, según se pretendió.

Aún más preocupante es el hecho de que su poder no se limita a la iglesia, pues se nos informa que también él nombra a los alcaldes de las ciudades de Italia, como, además, otros oficiales seculares. Así que, también ejerce autoridad en esferas políticas-materiales.

c) Analizando el trasfondo de estos eventos y acciones portentosos, particularmente para los futuros moradores de Europa, aprendemos que el obispo de Roma viene ejerciendo, desde hace muchos años ya, no solo gran potestad espiritual sino también estos mismos poderes seculares-políticos.

Nos intriga saber cómo llegara el obispo de Roma a tener tanto poder.

A picture containing old, road, stone, day  Description automatically generatedInquiriendo acerca de eventos y situaciones previos a la etapa en la que estamos, a saber, los años del 590 al 606, aprendemos que esta Roma en Italia guarda poca similitud a la Roma imperial de los primeros tres siglos de la Era Cristiana.

Se halla muy deteriorada. Las fuentes históricas revelan que "la ciudad eterna" ha sido atacada y saqueada una y otra vez por visigodos, vándalos, godos y otros pueblos “bárbaros” del norte y oriente de Europa. 

Guerras entre los que pretendían controlarla la dejaron prácticamente desolada, disminuyéndose su población a unos veinte mil, nada más, comparada con hasta un millón, o más, en su apogeo.

See the source imageMuchos de sus magníficos edificios antiguos están en ruinas.

Gran parte de sus tesoros artísticos hurtados o destruidos.

En medio de estas circunstancias tenebrosas, el obispo de la iglesia en la ciudad es quien sale, en ocasiones, como representante de ella. Por ejemplo, esto ocurrió en el año 453, cuando Leo I, obispo de Roma, acompaña a tres oficiales seculares a Mincio, en la vecindad de Mantua, en el norte de Italia, para negociar un acuerdo con Atila el Huno

Preparado para tal hora y tal situación por las fuerzas de maldad que forjan la gran apostasía, el obispo de Roma no tarda en reclamar para sí mismo y su iglesia, los poderes tanto seculares como espirituales que hacen factible su eventual elevación al puesto de "Obispo Universal". En el occidente de Europa, la gran inestabilidad política de la época hace aún más fácil su rápido ascenso.

See the source image (1) De manera que ¡el enigma ya no es tan difícil de descifrar! El potentado religioso que coronó al rey Carlomagno “Emperador del Sacro Imperio Romano” el 25 de diciembre del año 800, es producto de la gran apostasía ocurrida en el seno del cristianismo durante los siglos previos al evento, como también del vacío político que se creó en Europa al debilitarse y fragmentarse el Imperio Romano de Occidente.

(2) Meditabundos, nos preguntamos para nuestros adentros: Y las profecías de Apocalipsis, ¿se aplicarían al menos algunas de ellas a estos eventos y circunstancias?

¿Prevería Dios esta confabulación de poderes eclesiásticos corruptos y poderes seculares, descubriéndola anticipadamente, para los entendidos, en las profecías apocalípticas?  

 


 

Parada 7. Condiciones caóticas en el Imperio Romano de Occidente.

Contenido completo del Capítulo Uno

Apocalipsis: su relevancia para el siglo XXI. Su cumplimiento progresiva confirmada. Lista del contenido completo del comentario, incluso las imágenes

Archivos en PDFpara el comentario

Índice de solo los textos que componen el comentario

 

 
Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.