create counter
Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

-Apocalipsis: Análisis de las profecías y visiones -Desglose completo del contenido

-Contenido completo del Capítulo Ocho

APOCALIPSIS

Análisis de las profecías y visiones

Capítulo Ocho

"La gran ramera... gran ciudad"

Acto 7

Escena 5

"Ebria de la sangre de los santos"

Instrumentos y procedimientos utilizados para torturar y matar a los que fueron denunciados como "herejes" por la Iglesia Católica Romana.

Presentación gráfica 1 (de 5)

-La "Virgen de hierro" 
-La "Rueda", con fuego para los pies 
-Tortura por agua 
-Pinzas para sacar uñas de manos y pies, también ojos, y además, lastimar otros miembros del cuerpo físico

-Instrumentos y procedimientos utilizados para torturar a los que fueron denunciados como "herejes" por la Iglesia Católica Romana. -La "Virgen de hierro"  -La "Rueda", con fuego para los pies  -Tortura por agua  -Pinzas para sacar uñas de manos y pies, también ojos y además lastimar otros miembros del cuerpo físico. La Santa Inquisición de la Iglesia Católica Romana operó durante unos siete siglos, o más, infligiendo indecible sufrimiento a grandes multitudes de seres humanos, muriendo millones de ellos -ahorcados, en hogueras, mediante garrotes, en mazmorras, descoyuntados, a espada, tirados por barrancos, en la "virgen de hierro", a consecuencia de la "santa trinidad", a latigazos, etcétera, etcétera. La iglesia verdadera, la que sigue fielmente a Cristo, nunca ha torturado o dado muerte a nadie. Le animamos a leer todo el Capítulo Ocho, "La gran ramera... gran ciudad", para historias confirmativas, enfoques bíblicos y orientaciones espirituales más completas.

 -Presentación gráfica 2 sobre instrumentos de tortura    -Presentación gráfica 3   -Presentación gráfica 4   -Presentación gráfica 5

-Apocalipsis: Análisis de las profecías y visiones -Desglose completo del contenido

-Contenido completo del Capítulo Ocho.

-"Salid de ella, pueblo mío..." Salid, sí, de la Iglesia Católica Romana, institución apóstata religiosa que concibió la Santa Inquisición, con sus torturas más que barbáricas, culpable de la matanza de millones de seres humanos que no aceptaban sus dogmas humanos. Creer en el verdadero Cristo -pacífico, y no violento- arrepentirse de participar en una iglesia creada por eclesiásticos mundanos-seculares-políticos, y no por Dios, bautizarse por inmersión, "para perdón de los pecados" (Hechos 2:38), pues su bautismo a lo católico no es bautismo bíblico. Tomando estos pasos, Jesucristo le añadirá a su iglesia, y no a una iglesia pentecostal, evangélica o protestante (Hechos 2:37-47). Se encuentran estudios y mensajes sobre la iglesia concebida por Dios y establecida por Cristo en www.editoriallapaz.org/salon_preceptos2.htm. Iglesia que jamás tortura a nadie, que no hace guerra carnal, que no se vale de armas carnales, que no se venga de ninguno que se oponga a ella. "Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios..." (2 Corintios 10:3-5). Sacerdote católico romano, ¿acaso nunca haya leído usted esta gloriosa norma del verdadero Reino de Dios?

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.