create counter
Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

-ApocalipsisDesglose completo del contenido de "Análisis de las profecías y visiones"

-Contenido completo del "Capítulo Ocho" de este "Análisis"

Diapositivas para PowerPoint de gráficas que ilustran el Capítulo Ocho

APOCALIPSIS

Capítulo Ocho de "Análisis de las profecías y visiones"

La Gran Ramera "reina sobre los reyes de la tierra"

Tema

“La gran ciudad" -Cumplidas las profecías sobre su destrucción material

"Consumidas" en el año 1204 las "tantas riquezas" de la Nueva Roma (Constantinopla)

Presentación gráfica

-A continuación, el "Texto" incluido en esta Presentación gráfica. “La gran ciudad” -Cumplidas las profecías sobre su destrucción material. “Consumidas” en el año 1204 las ”tantas riquezas” de la Nueva Roma (Constantinopla)  “Durante nueve siglos, la gran ciudad había sido la capital de la civilización cristiana. Estaba llena de obras de arte salvaguardadas de la antigua Grecia y las obras maestras de sus propios artesanos expertos. Los venecianos asieron, dondequiera que pudieran, los tesoros, llevándoselos. Pero los franceses y flamencos estaban llenos de una pasión por destruir: aullando como amotinados, se lanzaron por las calles y las casas, agarrando cualquier cosa que brillara y destruyendo todo lo que no pudieran cargar, deteniéndose solo para matar o ultrajar, o para abrir a la fuerza las bodegas de vino. No se salvaron ni monasterios, iglesias o bibliotecas. En la misma Santa Sofía, se podía ver a los soldados borrachos arrancar las cortinas de seda y despedazar a los íconostatos de plata, mientras pisoteaban libros sagrados e íconos. Entre tanto tomaban de las vasijas del altar, una prostituta cantaba, desde el trono del Patriarca, una escabrosa canción francesa. Las monjas fueron ultrajadas en sus conventos. Tanto palacios como casuchas fueron arruinados. Mujeres y niños heridos fueron dejados a morir en las calles. Estas horribles escenas continuaron por tres días hasta dejar casi destruida a la enorme y hermosa ciudad. Aun después de restaurado el orden, algunos ciudadanos fueron torturados con el propósito de forzarlos a revelar dónde hubiesen escondido tesoros.” (“Historia de las cruzadas”, por Steven Runciman) “Puede imaginarse el asombro crédulo de un simple caballero de la Cuarta Cruzada. Por entonces, se decía que dos terceras partes de las riquezas del mundo se hallaban en Constantinopla.”

-Ver "Aplicaciones y observaciones prácticas" después de la siguiente Presentación gráfica.

A.  Muchas profecías sobre "la gran ciudad", que es, "en sentido espiritual", "Babilonia la Grande", Sodoma, Egipto y Jerusalén, ya se cumplieron, efectuándose, efectivamente, una parte de "la sentencia contra la gran ramera", sinónima esta mujer corrupta de aquella ciudad inicua. Faltan las de su destrucción definitiva y final.

B. El cumplimiento comprobado de estas profecías evidencia, indisputablemente, la inspiración divina del libro de Apocalipsis. Cumplidas, pues, estas profecías sobre "la gran ciudad" - "la gran ramera", ¿con qué justificación dudar del cumplimiento de las demás profecías de este libro, y del resto del Nuevo
Testamento? Recuerde: "el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía" (Apocalipsis 19:10). No fallando sus profecías, su "testimonio" acerca de su Padre celestial, el designio de este para la humanidad y el universo material, el fin de la creación material, el fin del tiempo mismo, su Segunda Venida en gloria, triunfo y juicio, el destino tanto de los justos como de los malos y desobedientes a su Evangelio, ha de tomarse muy en serio. ¿Lo está tomando muy en serio usted?

C. "Tomar en serio" el "testimonio de Jesús" significa no solo estudiar "profecías" sino aprender y obedecer al "evangelio de nuestra salvación". Bondadosa y amorosamente, Dios ofrece salvación a todos, queriendo "que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad" (1 Timoteo 2:3-4). De hecho, según 1 Pedro 1:22, la purificación del alma se alcanza "por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu...". Desde luego, lo que infunde a la verdad el poder de librar y salvar es "la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha" (1 Pedro 1:18-20). Las condiciones para salvación establecidas en esta poderosa "verdad" se destacan en la Gran Comisión emitida por Jesucristo, a saber: "El que creyere y fuera bautizado será salvo..." (Marcos 16:15-16). De manera que el bautismo (inmersión en agua) Cristo lo declara esencial para salvación. Y esto lo confirma el Espíritu Santo mismo en el día de Pentecostés, al proclamar, por medio del apóstol Pedro y los demás apóstoles: "Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo" (Hechos 2:38). El que esto hace es añadido por Cristo mismo a la iglesia que él mismo edificó (Hechos 2:47; Mateo 16:16-18), y no a cualquier iglesia. Aclarando un poco más, es añadido a la iglesia que se rige por el Nuevo Testamento sellado con la sangre del Cordero mismo (Mateo 26:27-28). Respetuosamente, le animamos a obedecer, de no haberlo hecho ya, este evangelio puro, perseverando en él hasta el fin de sus días para que se salve eternamente. Para estudios más completos sobre el "Plan divino de salvación" y "La iglesia edificada por Cristo conforme al modelo de Dios", recomendamos los temas básicos en la Página "El evangelio de nuestra salvación". Para conocer a la iglesia de Cristo más cercana a su residencia, consultar al "Directorio de congregaciones", o contactarnos. hshappley@yahoo.com  787-732-4444.

-ApocalipsisDesglose completo del contenido de "Análisis de las profecías y visiones"

-Contenido completo del "Capítulo Ocho" de este "Análisis"

Diapositivas para PowerPoint de gráficas que ilustran el Capítulo Ocho

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.