create counter
Regístrese para recibir notificaciones de nuevos materiales. Reciba gratis 100 himnos en PowerPoint al enlazar a nuestro sitio.

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de solo los textos que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Desglose del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las imágenes.

Contenido completo del Capítulo Cuatro

APOCALIPSIS

Capítulo Cuatro de
 Análisis de las profecías y visiones

Las Siete Trompetas

Capítulos 8, 9, 10 y 11 del libro de Apocalipsis

Siete trompeteos de advertencia y orientación para los habitantes del planeta Tierra

Sección 2

Parte 2

La Segunda Trompeta

-El mar impactado por “una gran montaña ardiendo”
-Muere “la tercera parte de los seres vivientes”
-Destruida “la tercera parte de las naves”

 

PDF de este estudio

Barcos de guerra averiados, aguas del mar teñidos de sangre, seres marinos flotando muertos en las aguas y un solitario observador figuran en esta pintura de Ted Larson que ilustra el estudio sobre la Segunda Trompeta del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones.

Apocalipsis 8:8-9

“El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar; y la tercera parte de las naves fue destruida.”


II.  La Segunda Trompeta. Escenas sumamente dramáticas y con grandes repercusiones escalofriantes toman lugar al sonar el segundo ángel su trompeta. El boceto inspirado para el drama de esta Segunda Trompeta consta de solo dos oraciones compuestas de unas cincuenta y dos palabras. En contraste, empleamos hasta miles de palabras para describir detalladamente las escenas y la terminología particular de esta visión, determinar su cumplimiento preciso en la tierra y confirmarlo con datos relevantes. Pensamos no incurrirnos en exageraciones innecesarias ya que eventos de tan grande envergadura, como los que proclaman esta Trompeta, merecen, según nuestra apreciación, ser estudiados con la mayor atención y paciencia.

 


www.peterkling.com

Suena la Segunda Trompeta. “Una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar…” Muere “la tercera parte de los seres vivientes en el mar; y la tercera parte de las naves fue destruida”.

 

A.  "Una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar."

1.  "Una gran montaña..."

a)  En el lenguaje simbólico de la Biblia, "montes" o "montañas" representan reinos.

(1)  “Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones” (Isaías 2:1-4). En este texto, “el monte de la casa de Jehová” es sinónimo de “el reino de la familia de Jehová”, mientras “cabeza de los montes” significa que el reino espiritual de Dios es mayor en importancia que todos los demás reinos. La superioridad de este reino espiritual Daniel la enseña claramente en su interpretación del sueño de Nabucodonosor al decir, proféticamente: “En los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre(Daniel 2:44).

(2)  Según Apocalipsis 17:9-10, “las siete cabezas” de la bestia escarlata “son siete montes, sobre las cuales se sienta la mujer, y son siete reyes. En este contexto, definitivamente, “montes” y “reyes” simbolizan reinos, hecho comprobado ampliamente en la exposición que hacemos en este Análisis sobre el Capítulo 17 de Apocalipsis.

b)  Esta montaña ardiente no es pequeña, como tampoco mediana, sino grande. “Una gran montaña...” Prendida en fuego toda esta “gran montaña”, desde la base hasta la cima, ardiendo en llamas todas sus laderas, arrojándose hacia el cielo enormes cantidades de humo, con cenizas. El espectáculo no es menos que aterrador.

c)  Nuestra convicción es que esta "gran montaña" de la Segunda Trompeta representa a los grandes imperios (reinos) navales de la Era Cristiana, y, particularmente, quizá exclusivamente, a los de la Edad Industrial (desde mediados del Siglo XIX hasta el presente). A continuación, desarrollamos esta línea de interpretación, con la salvedad de que, posiblemente, el mundo no haya presenciado aún el cumplimiento a plenitud de esta profecía.

2.  "...ardiendo en fuego..."

a)  En contextos proféticos, el "fuego" comúnmente señala “violencia, guerra y destrucción”.

(1)  “Los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas” (2 Pedro 3:10).

(2)  “Cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios” (2 Tesalonicenses 1:7-8).

b)  Los poderosos imperios navales, representados por "una gran montaña", arden con el fuego de la violencia y la guerra. Están al rojo vivo. De sus entrañas vomitan llamas y humo en gran cantidad.

3.  "...fue precipitada en el mar..."

a)  La “gran montaña ardiendo en fuego” está cerca del mar. No se encuentra lejos del mar sino cerca, tan cerca que puede ser “precipitada en el mar”. Tenía su base en tierra firme, pero “fue precipitada en el mar”. Estas circunstancias, de ser representadas correctamente por el que escribe, armonizarán con la aplicación de la profecía a los grandes imperios navales, pues estos suelen tener largas costas, con fácil acceso a los mares.

(1)  "Precipitada" quiere decir arrojada con violencia. Precipitar. (Del lat. praecipitāre). tr. Despeñar, arrojar o derribar de un lugar alto.” (Biblioteca de Consulta Microsoft® Encarta® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

(2)  Qué conste: el boceto para el drama de la Segunda Trompeta no dice que el propio Dios precipitara la “gran montaña ardiendo en fuego… en el mar”. Ni dice que la “gran montaña” cayera del cielo. Quién, o qué poder, la precipitara, cómo y cuándo, y por cuánto tiempo, son asuntos que el brevísimo boceto no define. Al estudioso le corresponde determinarlos de acuerdo con la parca información en el boceto, y esto es precisamente lo que intentamos hacer para nuestro propio entendimiento,  ilusionados con que el lector también adquiera perspectivas al respecto.

(a)  Suponiendo que Dios mismo sea quien precipitara la “gran montaña” ardiente “en el mar”, aún nos tocaría explicar cómo, cuándo y por qué lo hiciera. ¿Por qué, cómo y cuándo haría el Todopoderoso morir “la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar”? ¿Por qué, cómo y cuándo destruiría él “la tercera parte de las naves”? ¿Se valdría de intervenciones milagrosas para causar tanta muerte y destrucción en el mar, o se manifestaría a través de entidades humanas y fuerzas naturales ya existentes en la tierra?

(b)  En cuanto a “fue precipitada”, cualquier dictador, canciller, presidente, rey o gobierno puede “precipitar al mar” las fuerzas militares de su país. Esto mismo es lo que han hecho unos cuantos, con destrucción sin precedentes, durante la Edad Industrial. Pronto, presentaremos ejemplos.

b)  "...en el mar..."

(1)  ¿Hacia qué parte del planeta Tierra señala la Segunda Trompeta? Específicamente, hacia "el mar", y la “gran montaña” ardiente en su costa, por inferencia. El segundo ángel fija su mirada en el mar, haciendo sonar el trompeteo profético de aviso y alarma, a diferencia del primer ángel, quien proclama una profecía para la tierra seca, con sus árboles y hierba verde.

(2)  Entendemos que “el mar”, singular, se usa en sentido general, denotando todos los mares, de la manera que “la tierra”, singular, abarca tanto islas como continentes, y “hierba verde”, singular, siendo término general, incluye cereales, pastos y gramas. Así pues, en esta visión no se contempla solo al mar Mediterráneo, en cuyo derredor se levantó el Imperio Romano, sino a todos los mares donde grandes imperios navales se hayan enfrascado en sangrientas batallas. Históricamente, el Imperio Romano del occidente no fue precipitado al mar Mediterráneo a consecuencia de cruentas luchas navales sino, más bien, fue derrotado poco a poco por gentes invasoras, las que invadieron principalmente por tierra desde el norte y el oriente de Europa. Cierto es que algunos vikingos penetraron por mar al Imperio Romano, saqueando y quemando a Roma, mas sin embargo, los conflictos bélicos decisivos tomaron lugar en tierra firme. Al considerar la fraseología abarcadora de la revelación –muere “la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar”; se destruye “la tercera parte de las naves”- como también los grandes acontecimientos que han impactado a los mares a través de la historia de la Era Cristiana, no nos luce correcto limitar el cumplimiento de esta profecía solo al Imperio Romano.

(3)  Deducimos que "mar", tal cual usado en este pasaje, no simboliza "pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas", conforme a su uso en Apocalipsis 17:15, porque la Segunda Trompeta trata no tan solo del "mar" sino también de "los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves". "Seres... en el mar" y "naves" no armonizan con la interpretación de "mar" como simbología  para la raza humana. Las naves no están en un “mar de gente” sino en mares físicos.

B.  "...la tercera parte del mar se convirtió en sangre."

1.   "...la tercera parte del mar..."

a)  "La tercera parte", es decir, una parte sustancial, pero no la mayor parte.

b)  Esto significa que la destrucción causada por los imperios navales ardiendo en guerra, aunque bastante, no sería total, sino limitada.

2.   "...se convirtió en sangre."

a)  O sea, se tiñen de rojo las aguas de los mares donde pelean los grandes imperios navales.

(1) El "rojo" de la sangre de millones de peces y animales marinos que mueren a causa de las batallas, como además, de la contaminación masiva que produce tanta muerte y destrucción.

(2)  El "rojo" de la sangre de gran número de combatientes humanos muertos o heridos. Observamos que no se mencionan específicamente a seres humanos en el boceto para la Segunda Trompeta, mas sin embargo, figuran, por implicación, en las escenas, pues se dice que “la tercera parte de las naves fue destruida”. “Naves”, claro está, ¡con sus tripulaciones, pasajeros y, en el caso de “naves militares”, todo el personal militar!

b)  ¿Acaso es “material” la “sangre” de estas escenas?

Sangre. Líquido, generalmente de color rojo, que circula por las arterias y venas del cuerpo de los animales. Se compone de una parte líquida o plasma y de células en suspensión: hematíes, leucocitos y plaquetas. Su función es distribuir oxígeno, nutrientes y otras sustancias a las células del organismo, y recoger de estas los productos de desecho.” (Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

¿Se transforma, literalmente, una “tercera parte” del agua del mar, en sangre de verdad? Es decir, ¿es efectuado en el agua literal un cambio químico, convirtiéndola en los elementos físicos de los que se compone la sangre de los seres vivientes en la tierra?

(1)  Negativo. El contexto de la profecía no requiere, a nuestro entender, semejante interpretación. Una tercera parte de las aguas de los mares no se vuelve sangre literal sino que se tiñe del color rojo de la sangre.

(2) “Mar” es sinónimo de “Océano”. Océano es un cuerpo extenso de agua salada que cubre unas tres cuartas partes de la superficie de la Tierra. La profundidad media del océano es poco menor de 4,000 m.” (Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.) Ya que los mares ocupan el 73% de la superficie del globo y su profundidad media es de 4,000 metros, convertir en sangre de verdad la tercera parte de tanta agua daría por resultado la creación de una condición fatal en gran escala, tanto para la vida marina como para la mayoría de los seres humanos, ¡si bien no de todos! Estas consideraciones obran en contra de la interpretación según la que la “sangre” de la Segunda Trompeta sea el “líquido… que circula por las arterias y venas del cuerpo de los animales”.

C.  "Murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida." ¿Cuáles son las dos consecuencias de las grandes guerras navales? (1) Muere la “tercera parte de los seres vivientes en el mar”. (2) Se destruye “la tercera parte de las naves”.

1.  Muere la "tercera parte de los seres vivientes en el mar".

a)  “...los seres vivientes en el mar". A continuación, identificamos algunas categorías de “seres vivientes” encontrados en el mar. Apreciar la gran cantidad de vida en un solo kilómetro cúbico de agua oceánica se le hace difícil para todo aquel que no tenga conocimiento amplio de estas materias.

(1)  Peces. Desde los chiquitos, en sus manadas de  cientos y cientos de millares, hasta el atún, el bonito, la sierra, el salmón, el mero, el tiburón.

(2)  Cetáceos. Ballenas, orcas, delfines, etcétera.

-“Cetáceo, a. (Del lat. cētus, y este del gr. κῆτος). adj. Zool. Se dice de los mamíferos pisciformes, marinos, algunos de gran tamaño, que tienen las aberturas nasales en lo alto de la cabeza, por las cuales sale el aire espirado, cuyo vapor acuoso, cuando el ambiente es frío, suele condensarse en forma de nubecillas que simulan chorros de agua.” (Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

(3)  Crustáceos, moluscos. Langostas, cangrejos, caracoles, almejas, pulpos.

(4)  Tortugas gigantes.

(5)  Poliperos. Estos proliferan de tal manera que forman “en los mares tropicales escollos, arrecifes y aun islas de considerable extensión”.

-“Polipero. (De pólipo, animal marino). m. Zool. Masa de naturaleza calcárea, generalmente ramificada, producida por los pólipos de una misma colonia de antozoos y en la cual están implantados aquellos. La acumulación de poliperos calcáreos, en cantidades enormes, llega a formar en los mares tropicales escollos, arrecifes y aun islas de considerable extensión.” (Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

(6)  Plancton. Animales marinos tales como la ballena se alimentan de plancton.

-“Plancton. (Del gr. πλαγκτόν, lo que va errante). m. Biol. Conjunto de organismos animales y vegetales, generalmente diminutos, que flotan y son desplazados pasivamente en aguas saladas o dulces.” (Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

b)  Murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar.” Las mismas causas que ocasionan muchas muertes y heridas entre los seres humanos en las guerras navales, también resultan en la muerte de seres marinos. A continuación, señalamos algunas.

(1)  El estallido de infinidad de balas, bombas y torpedos de toda clase. Tratándose específicamente de los seres marinos, no solo matan las explosiones de estos artefactos como tal sino, además, las fuertes ondas de sonido producidas en el agua. Por ejemplo, las ondas de esta categoría que resultan del zambombazo de minas o bombas antisubmarinas. Hasta el momento, el que escribe no ha encontrado datos específicos sobre la muerte de seres marinos causada por acciones bélicas. Sin embargo, su muerte en escala descomunalmente grande se deduce en base del conocimiento que tenemos del efecto desastroso de siquiera pequeñas cantidades de explosivos en el agua. Consideremos las siguientes evidencias.

(a)  Las Filipinas. “La pesca mediante el uso de dinamita, también conocida como ‘pescar por el impacto de explosiones’, se realiza fácilmente y barato, valiéndose de bombas caseras fabricadas con materiales disponibles localmente (fertilizantes artificiales y kerosén). El impacto de la explosión mata a los peces, y luego los recogen de la superficie o del fondo. Las explosiones matan indiscriminadamente grandes cantidades de peces y otros organismos marinos en las inmediaciones, y pueden dañar o destruir el ámbito físico. Las explosiones son extremadamente dañinas para los arrecifes de coral.”

     “Frecuentemente, cargas explosivas se escuchan debajo del agua a través de kilómetros en algunas áreas de las Islas Filipinas, donde se utilizan métodos destructivos de pescar mediante explosiones, por ejemplo, las de la dinamita. Cualquier buceador que se encuentra cerca (dentro de 1.61 kilómetros) pudiera pensar que hubiese explotado el tanque de oxígeno de un compañero, pues así de intensos son el impacto y el sonido. De encontrarse el buceador cerca de la explosión, sus tímpanos se rompen, cosa que les pasó a dos miembros de nuestro club de buceadores. Después de la explosión, algunos peces flotan a la superficie mientras otros se hunden hasta el fondo. … Se destruye el hábitat de los peces, impidiendo su reproducción.” (www.divegallery.com)

(b)  Mafia submarina. 23 de febrero de 2008. Sri Lanka. Las pesquerías de los arrecifes de coral destruidas por el crimen organizado. Las pesquerías costaneras y arrecifes de coral de Sri Lanka (una isla grande cerca del sureste de la India) están siendo destruidas por el rápido incremento en la pesca mediante el uso de explosiones de dinamita, convirtiéndose aceleradamente esta práctica en un crimen organizado con mucho dinero envuelto, según oficiales. La pesca mediante el uso de dinamita es una forma destructiva de pescar mediante explosiones debajo del agua. La resultante percusión debajo del agua, impacto, u ondas de presión, causan la muerte de la vida marina, incluso peces y el arrecife de coral en las inmediaciones. (www.marinebuzz.com)

(c)  “Ha habido reportes no confirmados de la muerte de buceadores y la muerte masiva de peces a consecuencia de haber sido impactados por poderosas ondas ultrasonoras debajo del agua usadas por la marina para comunicarse con submarinos. Se sospecha que desorientaciones o sordera creadas por el sonar submarino causen el que masivas cantidades de mamíferos marinos tales como ballenas se varen en las playas. (www.wikipedia.org)

(d)  “La pesca mediante el uso de explosivos mata indiscriminadamente a peces y pulveriza el coral viviente. Repetidas explosiones crean vastos desiertos de coral despedazado y suelto, desprovisto de vida marina.” (www.ecoreefs.com)

(e)  “La Marina de Estados Unidos de América ha desarrollado un sonar de baja frecuencia extremadamente poderosa para detectar submarinos ‘silenciosos’, y ha solicitado permiso al Servicio Nacional de Pesquerías Marinas para desplegarlo. Pero, sabemos, a base de información científica hecha disponible recientemente, que este sonar de frecuencia baja emite una onda impactante de entre 150 y 160 decibeles, la que puede matar a ballenas, otros mamíferos marinos y peces, rompiendo las membranas que encierran sus pulmones, su vejiga de nadar, cerebro y espacios auditorios. El segundo efecto letal de esta onda impactante tiene que ver con la activación del gas altamente saturado en la sangre de los animales marinos y en sus células, lo cual causa la formación de pequeñas burbujas, las que… pueden bloquear el flujo de sangre al cerebro, provocando derrames, y pueden romper las paredes de las células. Este efecto será mayor en los animales marinos que se zambullen profundamente en las aguas, por ejemplo, el atún azul, la sierra y algunas ballenas.

     El nivel de sonido de este sonar en su origen es de 240 decibeles (el equivalente de la intensidad del sonido que hace un cohete tipo Saturno). Pero, ya que el sonido de baja frecuencia debajo del agua puede viajar cientos de kilómetros, perdiendo poca potencia, creará, en realidad una ‘zona de matanza’ de unos cuantos cientos de kilómetros de diámetro. Los ejercicios navales de la NATO conducidos cerca de Grecia en el año 1996, en los que se utilizó el sonar de baja frecuencia, resultaron en la muerte de ballenas a más de cien kilómetros de distancia.” (www.bigmarinefish.com)

 

Trompeta 2 de Apocalipsis. Impactada la vida marina. Ballenas muertas en una playa.
Ballenas muertas en una playa.
www.tribuneindia.com

 

(f)  “Un estudio de los esqueletos de las ballenas cachalotes reveló que muchas de ellas sufrían de un tipo de daño óseo asociado normalmente con el síndrome de descompresión, en el que burbujas de nitrógeno se forman en la sangre, causando dolor y angustia. Estos hallazgos apoyan la teoría según la que fuertes sonidos producidos debajo de las aguas durante ejercicios navales por el uso de sonar submarino podrían  asustar a ballenas y delfines, haciendo que suban a la superficie más rápido de lo acostumbrado.” (www.tribuneindia.com)

 

[Página de ilustraciones disponible en www.editoriallapaz.org/apocalipsis_Capitulo4_trompetas_contenido.htm
No incluida en algunas versiones impresas de esta obra.]

 

-Fotografía ilustrativa 1.  Estos tipos están tratando de esconder su dinamita de nuestra vista (círculo rojo). El círculo a la derecha indica un compresor que utilizan para succionar los peces muertos que caen al lecho del mar. www.home.planet.nl

-Fotografía ilustrativa 2.  Pescador filipino se vale de dinamita para matar los peces, o por lo menos aturdirlos. www.members.tripod.com

-Fotografía ilustrativa 3.  El estallido de dinamita mató estos peces. www.lankabusinessonline.com

-Fotografía ilustrativa 4.  Un buceador recoge los peces muertos en sacos. Entonces, pasa otro barco recogiendo los sacos. www.lankabusinessonline.com

-Fotografía ilustrativa 5.  Una explosión causó la muerte de estos peces que yacen entre corales también truncados por el impacto. www.wikipedia.org

-Fotografía ilustrativa 6.  Bellísimos pececillos tropicales víctimas de la maldita dinamita. Se pierden por completo, pues no sirven para el consumo humano. www.ecoreefs.com

-Fotografía ilustrativa 7.  Un gran arrecife saludable. www.marinebuzz.com. ¡Increíble cantidad y variedad de vida marina! Los corales son “seres vivientes” en el mar. Aquí también se juntan los peces para procrear.

-Fotografía ilustrativa 8.  Viene el pescador con sus bombas caseras o dinamita. Lanza sus explosivos a las aguas del mar. Mueren peces de toda categoría. Mueren los valiosísimos corales. Él come hoy, pero ¿mañana? Está destruyendo su propio hábitat, y por ende, fuentes importantes de alimento para el mañana. www.artifishal.com

-Fotografía ilustrativa 9.  ¡El coral está muerto! Los explosivos han reducido este gran arrecife a tristes restos carentes de vida. ¡Cien años se requieren para su restauración! www.ecoreefs.com

-Fotografía ilustrativa 10.  Oura, Japón. Grandes ballenas derraman su sangre y mueren cerca de la costa de Oura, Japón. Las aguas se tiñen de rojo. Se desconoce la causa de su muerte. www.news.bbc.co.uk

 

(g)  Conclusión. Si un poco de dinamita puede matar muchos peces y destruir la abundante vida marina de los arrecifes, ¡cuánto más, en escala inimaginable, las enormes cantidades de potentes torpedos, bombas, minas y municiones de todo tipo, explotados en los mares por los poderosos imperios navales en fiera lucha sin cuartel hasta la muerte! Millones de toneladas de explosivos. Desde luego, la pérdida también de tantas vidas humanas opaca la muerte de tantos “seres vivientes” en los mares. He aquí, sin duda, la razón por la carencia de información respecto al infeliz fin de estas criaturas.

(h)  En la siguiente descripción de cargas de profundidad ennegrecemos frases tales como “elevada concentración de cargas” y “ataque continuado con cientos de cargas de profundidad”, con el propósito de que se intente visualizar el tremendo impacto de tantas bombas poderosas en la vida marina. La carga de profundidad es la más antigua de las armas antisubmarinas. Usualmente es un objeto cilíndrico que contiene explosivos y un detonador fijado para activarse al alcanzar una determinada profundidad. Su uso primario es destruir submarinos sumergidos, y pueden ser lanzadas tanto desde buques como aviones. Sin embargo, se demostró en la Segunda Guerra Mundial que no era un arma muy efectiva, pues se requería una elevada concentración de cargas en una zona reducida o un repetido lanzamiento durante largos períodos de tiempo para ser realmente efectivas. La mayoría de los submarinos hundidos por cargas de profundidad no lo fueron por un estallido desafortunadamente cercano, o por una carga especialmente bien dirigida, sino por una acumulación de daños tras un ataque continuado con cientos de cargas de profundidad. Armas antisubmarinas más efectivas son los lanzadores "erizo", los que, usando morteros, lanzan 24 granadas que cubren un espacio mucho mayor que cualquier carga, aumentando en gran medida la posibilidad de impacto o daños. También los torpedos acústicos son mucho más efectivos, al estar autopropulsados y dirigidos hacia su objetivo. El desarrollo último de la carga de profundidad es la carga nuclear de profundidad. Como su nombre muy bien indica, es un artefacto nuclear, con el mismo principio de uso que una carga convencional, pero con toda la capacidad destructiva de las bombas nucleares.”

“El promedio mensual de cargas de profundidad utilizadas durante la Primera Guerra Mundial aumentó desde 100 hasta 300 durante el año 1917, y hasta 1,745 por mes durante los últimos seis meses de la guerra. Ya para esta fecha, era factible detonar el “Tipo D” a una profundidad de 94.44 metros.” (www.wikipedia.org)

Trompeta 2 de Apocalipsis. Impactada la vida marina. Buque de guerra lanza cargas de profundidad durante la II Guera Mundial.

Buque lanza cargas de profundidad al mar durante la Segunda Guerra Mundial. En ocasiones, se lanzaban una tras otra, o muchas simultáneamente. Estallaban a decenas de metros, quizá cientos, debajo de la superficie. ¿Cuán fuerte habrá sido el impacto, no solo de las explosiones sino también de las mortíferas ondas de sonido, en la vida marina?

 

(i)  Una típica mina submarina contiene 225 kilogramos de explosivos. “La ciclonita, llamada también RDX, se utiliza en detonadores. Mezclada con TNT y cera se utiliza en bombas. Existe una mezcla similar llamada torpex, que contiene aluminio y tiene un efecto bajo el agua aproximadamente un 50% mayor que el del TNT.” [Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos]

(j)  Durante la Primera Guerra Mundial, los alemanes colocaron cuarenta y tres mil minas en los mares, mientras los estadounidenses colocaron cincuenta y seis mil y los ingleses, ciento veintiocho mil.

Trompeta 2 de Apocalipsis. Impactados el mar y la vida marina. Grandes cantidades de minas colocadas en el mar.

www.ibiblio.org
Minas destinadas para las aguas del mar. Primera Guerra Mundial
.

 

(k)  Grandes cantidades de minas mucho más sofisticadas fueron colocadas en los mares durante la Segunda Guerra Mundial. Por ejemplo, en su ofensiva contra los japoneses, los estadounidenses colocaron veintidós mil minas en las aguas del Pacífico. Estas minas causaron estragos a novecientos sesenta y un barcos japoneses, de los cuales cuatrocientos ochenta y cuatro, pesando un total de seiscientos cincuenta mil toneladas, fueron hundidos. (Enciclopedia Colliers, Tomo XIV, Páginas 416-417.) ¿Y cuánto daño causarían a la vida marina?

 

[Página de ilustraciones disponible en www.editoriallapaz.org/apocalipsis_Capitulo4_trompetas_contenido.htm
No incluida en algunas versiones impresas.]

 

-Fotografía ilustrativa 11.  Australia. Abril del 2006. Noventa y siete ballenas y delfines mueren en una playa en el lapso de tan solo veinticuatro horas. www.greatdreams.com

-Fotografía ilustrativa 12.  Carga de profundidad explota con gran fuerza devastadora. www.scaa.usask.ca

-Fotografía ilustrativa 13.  Primera Guerra Mundial. Cantidad de bombas destinadas a ser colocadas en los mares. www.firstworldwar.com

-Fotografía ilustrativa 14.  “La asombrosa fuerza del Torpedo Mark 48 ADCAP, lanzado por un submarino, queda plenamente manifestada al penetrar y romper un antiguo destructor durante una prueba realizada por la marina de Australia.” www.dioden349.com

-Pintura ilustrativa 15. Un submarino entre minas suspendidas en las aguas. www.visualparadox.com

 

(2)  ¿Cuántos seres marinos morirían a consecuencia de la explosión de muchísimos barcos y submarinos alcanzados por proyectiles o bombas? Tan solo durante la Segunda Guerra Mundial, miles de barcos fueron hundidos, derramando enormes cantidades de contaminantes mortíferos para la vida marina.

(3)  ¿Cuántos seres marinos serían muertos a resultado del impacto de miles de aviones derribados, cayéndose en el mar y explotando o derramando combustible, aceites, grasas y municiones?

(4)  ¿Cuántos morirían al explotarse en los mares combustibles y otras químicas vaciadas en las aguas por barcos averiados?

(5)  Basura, emisiones químicas, descomposición de materias dañinas y todos los demás contaminantes usualmente proliferantes e incontrolados en tiempos de guerra habrán provocado la muerte a incontables peces, cetáceos, crustáceos y vida marina de toda categoría.

(6)  Aclaración y orientación. No nos parece correcto atribuir la muerte de “la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar” proyectada en esta visión de la Segunda Trompeta, a las enormes cantidades de contaminantes vaciados en los mares en el tiempo presente, ni tampoco a la crasa explotación de los recursos marinos por la industria pesquera. La razón principal es la siguiente: su muerte se vincula en el escenario profético específicamente con la “gran montaña ardiendo en fuego” que “fue precipitada en el mar”, y con la destrucción de “la tercera parte de las naves”. O sea, el contexto es de muerte violenta a causa de acciones bélicas, y no el de muerte causada por la contaminación ambiental o la avaricia de empresarios.

2.  Se destruye “la tercera parte de las naves”.

a)  La destrucción de las naves supone que muchos tripulantes, pasajeros y personal militar fuesen muertos o heridos. A continuación, breves datos que ayudan a formar un cuadro, por deficiente que sea, de la magnitud de bajas humanas que han ocasionado algunas de las guerras de la Edad Industrial.

Dos ejemplos particulares

(1)  Primera Guerra Mundial. La Batalla de Jutland, en el norte del Atlántico. El día 30 de mayo de 1916. Los contrincantes: Alemania e Inglaterra. Fueron muertos seis mil ingleses y dos mil quinientos alemanes (Del libro “Ships”, Brian Lavery. Página 290. DK Publishing. www.dk.com).

(2)  Segunda Guerra Mundial. El día 7 de diciembre de 1941. Japón se lanza contra la base naval de Estados Unidos de América en Hawai. Mueren dos mil siete marineros estadounidenses cuando fueron hundidos o averiados dieciocho grandes barcos de guerra. Los japoneses perdieron veintinueve aviones, un submarino grande y cinco pequeños. (Enciclopedia Colliers, Tomo XV, Páginas 491-492.)

Algunas cifras globales

(3)  Primera Guerra Mundial.

-Datos solo para las fuerzas navales de Estados Unidos de América:

-10,330 muertos.

-10,339 heridos. (World Almanac. Edición del 2005. Página 227)

(4)  Segunda Guerra Mundial (Diciembre de 1941 – Diciembre del 1946), aproximadamente 45 millones de personas perdieron la vida (World Almanac. Edición del 2005, Página 521).

-Datos solo para las fuerzas navales de Estados Unidos de América:

-89,042 muertos.

-105,983 heridos. (World Almanac. Edición del 2005. Página 227)

(5)  La Guerra de Corea (Junio de 1950 – Julio de 1953).

-Datos solo para las fuerzas navales de Estados Unidos de América:

-6,127 muertos.

-25,320 heridos. (World Almanac. Edición del 2005. Página 227)

(6)  La Guerra de Vietnam (Agosto de 1964 – Enero de 1973).

-Datos solo para las fuerzas navales de Estados Unidos de América:

-17,409 muertos.

-55,630 heridos. (World Almanac. Edición del 2005. Página 227)

(7)  El Gran Total solo para estas cuatro guerras, solo para Estados Unidos de América, es de 122,908 muertos y 197,272 heridos. Para un cuadro más completo, es preciso sumar a estas cifras las cuantiosas bajas de Alemania, Inglaterra, Japón, Rusia, Italia, Francia, Holanda, España, Grecia, Canadá, Corea del Norte, Corea del Sur, China, Vietnam del Norte, las Filipinas, Australia y los demás países que sufrieran pérdidas. Sin duda, se trata de unos cuantos millones.

(8)  Para que se aprecie el terrible número de bajas causadas por las guerras y la magnitud de la destrucción, anotamos los siguientes datos globales solo para la Primera Guerra Mundial (Agosto del 1914 – Noviembre del 1918), en la que treinta y dos naciones se vieron involucradas:

-Sesenta y cinco millones de soldados fueron movilizados.

-Entre ocho y diez millones de soldados fueron muertos.

-Veintiún millones fueron heridos.

-El valor de las propiedades destruidas se calculó en doscientos dieciséis mil millones de dólares americanos, de acuerdo con el valor del dólar durante la segunda década del Siglo XX ($216,000,000,000.00). Se calculó que la guerra costaba solo a Inglaterra un millón de dólares por hora. (Enciclopedia Colliers. Tomo XIX. Páginas 564-565.)

b)  Destruida la "tercera parte de las naves". Este acontecimiento confirma nuestra tesis, según la que “grandes imperios navales encendidos en guerra” constituyen el enfoque de la Segunda Trompeta. Lógicamente, estas “naves” pertenecen a naciones (reinos) del mundo.

(1)  Las "naves" de esta visión abarcan no solo barcos de guerra sino también las naves de todo tipo, y de todo tamaño, utilizadas para transportar soldados, equipo, comestibles y combustibles, incluso los cargueros y cruceros que nada tuvieran que ver con la guerra pero que, sin embargo, cayeran víctimas de la agresión de las partes enemistadas.

Trompeta 2 de Apocalipsis. Un gran barco en llamas contamina el mar con combustible, fuego y gran cantidad de humo.

 “Esta fotografía es del buque cisterna SS Byron D. Benson, torpedeado el 4 de abril de 1942, cerca de la costa de Carolina del Norte, Estados Unidos de América. Perdieron su vida diez miembros de la tripulación de treinta y siete.”

 

Segunda Guerra Mundial. “Las naves mercantes confrontaron peligros de submarinos, minas, piratas y destructores armados, aviones, ‘kamikazes’, y otros elementos. Aproximadamente 8,300 marineros fueron muertos en alta mar, 12,000 fueron heridos de los que 1,100 murieron luego de sus heridas, y 663 hombres y mujeres fueron llevados prisioneros. Algunos fueron volados en pedazos, algunos incinerados, algunos ahogados, algunos congelados y algunos perecieron de hambre. Treinta y un naves desaparecieron totalmente, sin rastro, terminando en una tumba acuosa. Fue muerto uno de cada veintiséis marineros que sirvieron a bordo de naves mercantes durante la Segunda Guerra Mundial, mientras ejecutaban sus deberes. Según la Administración de Transportación de efectos bélicos, la Marina Mercante de los Estados Unidos de América sufrió la tasa más alta de bajas de cualquier servicio durante la Segunda Guerra Mundial. Oficialmente, un total de 1,554 naves fueron hundidas como consecuencia de la guerra, incluso 733 naves que pesaban, cada una, sobre mil toneladas. Adicionalmente, cientos de naves fueron averiadas por torpedos, bombardeos, bombas, kamikazes, minas, etcétera.” www.usmm.org “American Merchant Marines at War”.

(2)  Para tener una idea, por cierto, demasiado incompleta , del número de buques usados solo en la Primera Guerra Mundial, consideremos el siguiente dato: para fines del año 1917 ya habían participado 16,404 naves en convoyes (Del libro “Ships”, Brian Lavery. Página 292. DK Publishing. www.dk.com). Recalcamos: ¡16,404 naves! El propósito principal de los convoyes era transportar, con la protección de algunos barcos de guerra, todo lo necesario para sostener a los aliados en guerra. No figura en la cifra el grueso de los barcos de guerra.

(3)  En un solo mes, abril del 1917, durante la Primera Guerra Mundial, los alemanes hundieron ochocientos barcos (Del libro “Ships”, Brian Lavery. Página 292. DK Publishing. www.dk.com).

(4)  El día 6 de junio de 1944, el famoso “D-day”, 6,203 naves de distintas clases, de las fuerzas aliadas, participaron en la invasión más grande de la historia, cruzando el Canal de la Mancha y llegando a las playas de Francia, donde 170,000 combatientes aliados confrontaron a los alemanes (Del libro “Ships”, Brian Lavery. Página 324. DK Publishing. www.dk.com).

[Página de ilustraciones disponible en www.editoriallapaz.org/apocalipsis_Capitulo4_trompetas_contenido.htm
No incluida en algunas versiones impresas.]

-Fotografía ilustrativa 16.  Pearl Harbor, Hawai. 7 de diciembre de 1941. Japón ataca. www.fpp.co.uk.com

-Fotografía ilustrativa 17.  Pearl Harbor. El acorazado Arizona hundido por los japoneses. www.solarnavigator.net

-Fotografía ilustrativa 18.  Pearl Harbor. Acorazados y otros barcos en llamas. www.haughty.us

-Pintura ilustrativa 19.  Batalla de Midway, atolón en el Pacífico. Del 4 al 7 de junio de 1942. Pintura por Robert Benny. Escogemos esta pintura y la que sigue porque ilustran la combinación de terribles fuerzas destructoras desatadas en batallas navales. En este encuentro decisivo, Estados Unidos de América perdió un portaviones y un buque destructor, mientras Japón perdió cuatro portaviones, un buque de guerra tipo crucero y doscientos pilotos experimentados. www.wikipedia.org. Pintura en www.history.navy.mil.

-Pintura ilustrativa 20.  Batalla de Midway. El portaviones Shoho atacado por aviones de bombardeo con torpedos. Zozobró en cuestión de minutos. Pintura por Robert Benny. En www.history.navy.mil.

(5)  Durante las dos Guerras Mundiales, cada imperio naval sufrió la pérdida de una parte sustancial de sus flotas, acaso una “tercera parte”, o más, particularmente de las flotas de los principales contrincantes, a saber, Alemania, Japón, Italia, Rusia, Inglaterra y Estados Unidos de América.

(a)  Durante el invierno y la primavera del año 1941, los submarinos alemanes tipo “U-boat” hundieron, cada mes, barcos, principalmente de Gran Bretaña, cuyo peso total era de aproximadamente 635,035,834 kilogramos. ¡Cada mes! Mayormente en el norte del océano Atlántico (Del libro “Ships”, Brian Lavery. Página 313. DK Publishing. www.dk.com).

(b)  En el océano Pacífico, durante la Segunda Guerra Mundial, los submarinos de las fuerzas navales de Estados Unidos de América hundieron más de mil barcos mercantes de Japón. El peso total de estos barcos hundidos sobrepasó los 4,535,970,244 kilogramos (Del libro “Ships”, Brian Lavery. Página 326. DK Publishing. www.dk.com). ¡Increíble cantidad de metal, combustible, municiones, vida humana, lanzados a las profundidades de las aguas! Qué conste: se trata de solo una pequeña parte. De barcos mercantes, y no de buques de guerra. De la acción de submarinos, y no de todos los demás barcos de guerra. Cuán grande habrá sido el impacto sobre la vida marina de esta devastación en escala sin precedentes efectuada en los mares.

 

[Página de ilustraciones disponible en www.editoriallapaz.org/apocalipsis_Capitulo4_trompetas_contenido.htm
No incluida en algunas versiones impresas.]

-Fotografía ilustrativa 21.  Hundido el enorme acorazado japonés “Yamato”, 7 de abril de 1945, en el Pacífico. Tripulación: 2,778. Se salvaron solo 280. Fotografía de www.ahoy.tk-jk.net.

-Pintura ilustrativa 22.  Aviones atacan al “Yamato”. Pintura por Stan Stokes. www.daveswarbirds.com.

-Pintura ilustrativa 23.  Batalla de Santa Cruz, en las cercanías de las Islas Salomón, en el suroeste del Océano Pacífico, entre fuerzas navales estadounidenses y japoneses. Verano del 1943. Pintura de Robert Benny. Estallido y hundimiento de grandes buques de guerra, con sus enormes cargas de municiones y combustibles. Aviones derribados. Municiones impactando al mar. Fuegos voraces. Petróleo y gasolina sobre las aguas. Estruendos ensordecedores hora tras hora. Muertos y heridos dondequiera. Aguas teñidas de sangre. Incalculable pérdida de naves y vida humana. ¡Escenarios apocalípticas! “Montaña ardiendo en fuego… precipitada en el mar…”  Pintura y datos en www.history.navy.mil 

-Fotografía ilustrativa 24.  Invasión de Normandía, Francia. “D-day.” El día 6 de junio de 1944, las fuerzas aliadas salen de Inglaterra y cruzan el Canal de la Mancha para atacar a los alemanes. En esta invasión más grande de la historia participan:

-1,200 barcos de guerra.

-4,126 naves de llevar combatientes a las playas.

-804 naves transportes.

-10,000 aviones.

-156,000 tropas, de los cuales 132,500 fueron llevadas en barcos.

(Datos de la Enciclopedia Británica DVD. 2008)

 

[Página de ilustraciones disponible en www.editoriallapaz.org/apocalipsis_Capitulo4_trompetas_contenido.htm
No incluida en algunas versiones impresas.]

-Fotografía ilustrativa 25.  Moderno portaviones tipo “Nimitz”. www.vincelewis.net.

 

(6)  A continuación, se presentan datos sobre el tamaño y peso de algunos grandes barcos fabricados durante el Siglo XX.

(a)  Los barcos de guerra tipo “Iowa”, construidos por Estados Unidos de América, medían doscientos setenta y tres metros de largo por cincuenta y tres metros de ancho, y pesaban 40,823,732 kilogramos. Japón construyó dos de los acorazados más grandes jamás vistos, el “Yamato” y el “Musashi”, pesando cada uno 58,060,419 kilogramos. Los dos fueron hundidos por torpedos y bombas.

(b)  Los portaviones tipo “Roosevelt” miden quinientos tres metros de largo y pesan 40,823,7232 kilogramos. Llevan una tripulación de dos mil setecientos.

(c)  El submarino nuclear tipo “Tritón” mide ciento treinta y siete metros de largo. Los submarinos nucleares pueden navegar sumergidos por hasta dos meses, sin tener que volver a puerto. (Datos tomados de la Enciclopedia Grolliers, Tomos XIV, XVII y XVIII.)

D.  El contexto de la profecía lo hace sumamente interesante para nosotros.

1.   En aquel tiempo del primer siglo, no se vislumbraban las grandes potencias navales de los tiempos subsiguientes, particularmente, no se tenía ninguna visión de las enormes armadas de las superpotencias de los Siglos XX y XXI. Colóquese usted, respetado lector, en el Siglo I, mirando a través de los tiempos hacia el presente. ¿Qué persona de aquel tiempo pudiera haber tenido siquiera una pequeña visión de las poderosas naciones navales de los Siglos XIX, XX y XXI? ¿De los gigantescos barcos de guerra hechos de acero e impulsados por poderosos motores, incluso de propulsión nuclear? ¿De los grandes submarinos de acero? ¿De las armas sumamente mortíferas? ¿De bombas y mísiles? ¿De los aviones de caza y de bombardeo que operan desde portaviones? ¡Cuán fantástica e increíble es toda esta tecnología comparada con los barcos de vela o de remo que conocían los hombres del Siglo I, armados los combatientes de aquel tiempo solo con espadas, cuchillos o lanzas! ¿Qué muchas aguas se volvieran como de sangre? ¿Qué tantos seres humanos y tantos seres marinos murieran a causa de las guerras navales? ¡Inconcebible! Sin embargo, las profecías de la Segunda Trompeta anunciaban para el futuro lejano tales acontecimientos.

-“La Revolución Industrial del siglo XIX transformó por completo el navío de combate. El vapor reemplazó a la vela como medio de propulsión, el hierro y después el acero sustituyeron al casco de madera, y el cañón rayado de retrocarga y largo alcance desplazó al cañón de avancarga (carga por la boca) de ánima lisa. La invención de la mina y el torpedo, así como el submarino, revolucionaron poco después la guerra en el mar.” (Biblioteca de Consulta Microsoft ® Encarta ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.)

2.   ¿Cuánta sangre fue derramada en los mares del mundo solo durante las dos grandes Guerras Mundiales? Ni los más astutos pensadores y analistas del mundo del apóstol Juan pudieran haber previsto tanta pérdida de vida en los mares. Sin embargo, la profecía ha sido cumplida al pie de la letra. El cumplimiento de esta profecía confirma que el libro de Apocalipsis fue revelado por medio de inspiración divina. Así creemos firmemente.

E.  “Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de… destruir a los que destruyen la tierra” (Apocalipsis 11:18). Entre estos “que destruyen la tierra”, ciertamente se encuentran los que contaminan los mares y destruyen la vida marina mediante sus guerras y contaminantes nocivos.

 

“Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia…
y no tengo amor, nada soy”
(1 Corintios 13:2).

 

Trompeta 2 de Apocalipsis. El acorazado japonés estalla en llamas durante la II Guera Mundial, contaminado el mar y matando vida marina.

El acorazado Yamato explota.

 

 

Trompeta 2 de Apocalipsis. Mar y vida marina impactados por barcos explotados.

Gran barco de guerra en llamas, a punto de hundirse. www.janesoceania.com

 

 

Cargas de profundidad siendo lanzadas al mar.  www.history.navy.mil

 

 

El barco Belfast en llamas. www.hmsbelfast.iwm.org.uk

 

 

El acorazado “Oklahoma” en llamas en Pearl Harbor, Hawaii. Bombardeado por los japoneses. www.okmilmuseum.ca 

 

 


www.freewebs.com  “D-Day” 6 de junio de 1944. En esta invasión más grande de la historia participan: -1,200 barcos de guerra. -4,126 naves de llevar combatientes a las playas. -804 naves transportes. -10,000 aviones. -156,000 tropas, de los cuales 132,500 fueron llevadas en barcos. (Datos de la Enciclopedia Británica DVD. 2008)

 


www.solarnavigator.net  El acorazado Arizona hundido en Pearl Harbor, Hawaii, por los japoneses.

 

www.libraries.psu.edu El portaviones Lexington herido fatalmente por un bombardeo japonés el 8 de mayo de 1942, en el mar Coral.

 

Tercera Trompeta de Apocalipsis 8. “Ajenjo”, gran estrella, cae sobre “una tercera parte” de las aguas dulces, amargándolas. Mueren muchos hombres. Apocalipsis 8:10-11. Lluvia ácida. Lluvia radioactiva. Chernóbil. Contaminación global de las aguas dulces. ¿Una profecía para la Edad Industrial y la Digital?

Archivos en PDF para el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Índice de solo los textos que componen el comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones

Desglose del contenido completo del comentario Apocalipsis: análisis de las profecías y visiones, incluso las imágenes.

Contenido completo del Capítulo Cuatro

Twittear Seguir a @editoriallapaz   

¿Le gusta esta página? Por favor, ayúdenos a difundir la información por medio de compartirla automáticamente con sus amistades de Facebook, Google+, LinkedIn, y Twitter pulsando en los botones arriba colocados.

¿Desea colaborar con esta obra? Este sitio de Internet es una obra sin fines de lucro. Su donación la recibirían los ancianos que administran el fondo, utilizándose exclusivamente para ayudar a mantener el sitio y difundir más su contenido por el mundo hispano-parlante. Si usted cuenta con tarjeta de crédito o cuenta de PayPal, pulse sobre el botón "Donar" arriba colocado para hacer su donación completamente voluntaria y del monto con el cual usted desea colaborar.

Derechos reservados. Permiso concedido para hacer una copia, o múltiples copias pero ninguna para la venta.